Vivir sin plástico desechable

Vivir sin plástico desechable es una web gestionada por Patri y Fer, y en la cual les cuentan como en agosto del año 2015 decidieron dar el paso de no usar nada de plástico desechable en sus vidas.

Cómo muchos otros de ustedes, se dieron cuenta de que generaban demasiados residuos, y cambiaron su modo de consumir desde lo que han denominado su semana cero.

La web básicamente trata de contar experiencias, y de encontrar a otras personas con las mismas inquietudes, así como de motivarles a seguir este camino.

DÓNDE VA A PARAR TODO EL PLÁSTICO

Tienen un blog en el que tratan muchos puntos entorno a esta temática. Un artículo especialmente interesante, es el que intenta responder a la pregunta de si realmente el plástico es un material reciclable. Y aquí se plantea la cuestión de donde realmente acaban siendo destinados todos estos residuos.

Como ya sabrán por personas como Susan Freinkel, al final un 70% de todos esos plásticos usados por ustedes en su día día, acaba en algunos países asiáticos en donde se pierde rastro, a la par que nos produce un lavado de conciencia para etiquetarnos como “ciudadanos responsables”.

IDEAS PARA GENERAR MENOS RESIDUOS

En sus sección alternativas se pueden ver ideas bastante originales para dejar de usar plástico en elementos tan cotidianos como: papel higiénico, pasta de dientes, jabón, bolsas de basura, desodorante…

Su última entrada está relacionada con el nuevo Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico, que establece el pago por parte del consumidor de algunos tipos de bolsas de plástico. Lo interesante es que se genera debate entorno a la efectividad de la medida, y se expone de forma bastante clara que todavía queda mucho por hacer al respecto.

Es de esos blogs que está hecho con mucho mimo, y en general me ha gustado que esté bien documentado, citando siempre otras fuentes. Realmente si están preocupados por deshacerse del plástico desechable, se lo puedo recomendar encarecidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *