Mejorar la sostenibilidad y productividad energética

¿Pueden ver la energía que consumen sus empresas?

Me gustaría comenzar planteándoles de manera sencilla el porqué de la importancia de hacer visible la energía para mejorar la sostenibilidad y productividad energética, y para eso nada mejor que una historia. En Seinon nos dedicamos al desarrollo de un software cloud para gestión de energía. Hace unos años estábamos involucrados en un proyecto muy importante para monitorizar los consumos energéticos de varios grandes edificios en Madrid. Tuvimos una reunión de trabajo, a la que asistió el principal responsable de compras de la empresa, así como mi partner, que iba a ser el encargado en: configurar, gestionar y proporcionar el servicio de asesoramiento energético a este gran cliente, usando nuestro software.

seinon-ahorro-de-energía

Realicé una exposición con todas las posibilidades que iban a tener en cuanto a: información en tiempo real, alarmas, telecontrol, benchmarking, informes detallados por departamentos que se enviaban automáticamente a final de mes a cada responsable… Y cuando finalicé, el principal responsable del proyecto, se reclinó en su sillón sillón y me dijo:

– Gerardo, me parece muy interesante todo lo que me has contado, pero realmente yo ya sé que para reducir mi consumo de energía tengo que: apagar las luces cuando salga de la habitación, no abusar de las máquinas de clima, poner energías renovables, cambiar las bombillas a LED y todas esas cosas. ¿Para qué entonces necesito realmente Seinon midiendo continuamente si ya sé lo que tengo que hacer?

No me esperaba esta salida con lo avanzada que iba la negociación, pero en aquel momento me surgió una contestación espontánea, que he utilizado posteriormente en muchas reuniones con clientes, y en la que le repliqué:

HIPERTENSIÓN Y ENERGÍA. VISIBILIZAR LO INVISIBLE.

Photo credit NIHClinicalCenter on Visual hunt / CC BY

– Usted sabe que para estar sano debe: comer fruta y verdura, disminuir el consumo de carnes rojas o productos ultraprocesados, hacer deporte habitualmente, no fumar, no abusar de bebidas azucaradas o de alcohol, mantener un sueño regular, bajar sus niveles de estrés… ¿Para qué entonces necesita una analítica de sangre o de orina? ¿Por qué tiene que ir regularmente a que le tomen la presión arterial, le pesen, le hagan un electrocardiograma o una audiometría?

Se quedó en silencio esperando la respuesta.

– Estará de acuerdo que la hipertensión, al igual que la energía, es algo que no se ve a simple vista ¿Por qué necesitamos visibilizar algo que no vemos? La hipertensión no duele, no tiene síntomas visibles, incluso si está peligrosamente alta… Pero a todos nos gustaría saber la evolución de la misma con objeto de prevenir un mal mayor. Un correcto seguimiento de la presión arterial podría prevenir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Lo mismo con un cáncer u otro problema de salud. En eficiencia energética es lo mismo. Visibilizar lo que no vemos, nos permite tomar decisiones de manera anticipada para evitar: roturas de máquinas, penalizaciones económicas por reactiva, detectar errores en la factura eléctrica, entre otras muchas cosas.

¿Se sometería a una trepanación solo porque tiene dolores de cabeza de vez en cuando? Pues eso es lo que acaba sucediendo en eficiencia energética. Se acometen en muchas ocasiones inversiones enormes en cambios de luminarias, o instalaciones de energía solar fotovoltaica, sin aplicar primero el criterio de hacer visible la energía midiendo.

EL CICLO PARA MEJORAR LA SOSTENIBILIDAD Y PRODUCTIVIDAD ENERGÉTICA

mejora sostenibilidad y productividad energetica
Photo credit: Robert Couse-Baker on Visualhunt / CC BY

La historia acabó muy bien, con un cliente nuevo, y reduciendo una cantidad ingente de toneladas de CO2. Pero a día de hoy sigo encontrándome con innumerables ejemplos de malos planteamientos, es por eso que en muchas ocasiones resumo con estos 5 puntos lo que podríamos denominar el ciclo para mejorar la sostenibilidad y productividad energética:

1) Medir y obtener datos en los principales consumidores.

Es importante presuponer donde van a estar los principales consumidores de energía, y comenzar a medir aplicando el principio de Pareto, es decir, ir al 20% de nuestra instalación que nos produce el 80% del gasto. Si no se sabe, lo lógico es comenzar por el contador fiscal, y a partir de ahí: máquinas de clima, iluminación, refrigeración, hornos…

2) Establecer ratios.

Dependiendo de la instalación deberíamos fijar unos KPIs diferentes atendiendo a los puntos críticos o a las mejoras que queremos obtener. Ejemplos de esto serían: KWh/m2; KW/persona; CO2 emitido; €/ud. producida… Cada departamento o responsable de la empresa va a necesitar uno diferente. Mientras que el CO2 emitido va a ser muy útil para medioambiente y sostenibilidad, el de euros consumidos por unidad producida puede ser determinante para financiero.

3) Controlar ratios.

Una vez establecidos comienza la comparativa, si no comparamos es imposible mejorar, así que cuanto más histórico de datos mejor lo tendremos para saber cuál es la evolución.

4) Definir medidas de ahorro energético.

Es en el 4º paso donde solemos recomendar comenzar a acometer medidas de ahorro energético, y realizar inversiones importantes como por ejemplo: Instalar energía solar fotovoltaica, cambiar los compresores, modificar la tarifa eléctrica, establecer cambios en la producción para conseguir disminuir la potencia contratada…

5) Establecer objetivos y realimentar.

Debemos estar siempre dispuestos a ver cuál es la mejora conseguida, y una vez alcanzada, comenzar desde el principio para que la optimización sea continua. Nuestra visión debería estar en tener una instalación de consumo casi nulo. Pueden pensar que es un ideal, pero si queremos poner en nuestros sufridos reclamos de marketing que somos sostenibles, deberemos empezar por ahí.

SEGUIMIENTO VS GREENWASHING

greenwashing vehículo eléctrico sostenibilidad y productividad

Déjenme que les explique porqué es importante realizar seguimiento y realimentar el ciclo expuesto anteriormente. Formé parte de un comité compuesto por un grupo de empresas que desinteresadamente colaboramos durante un tiempo como asesores para ayudar a confeccionar una guía que sirviera de documento base a la administración para poner en marcha medidas de sostenibilidad. Tras haber incorporado un buen puñado de buenas intenciones al borrador, entre las cuales estaba la instalación de energía solar fotovoltaica, puntualicé que sería altamente recomendable anotar en dicha guía la obligatoriedad de establecer KPIs de seguimiento, con objeto de medir la evolución y el rendimiento de esas instalaciones que se iban a acometer, así como la contribución de estas a la descarbonización de la ciudad.

He de decir con pesadumbre, que mi propuesta se vió innecesaria, ya que se me dijo que el seguimiento de KPIs y la medición se daba por supuesta.

Les insistí en este punto porque en el pasado había asistido al lamentable espectáculo de ver una instalación solar impresionante, que había sido inaugurada a bombo y platillo, y en la cual, un año después: uno de los inversores había fallado, las placas estaban llenas de polvo debido a lluvias de arena reduciendo su eficiencia, y cuando pregunté por la contribución total al consumo energético de la ciudad, se me dijo que no tenían ni idea.

¿De qué nos sirven las inversiones si no sabemos qué retorno de inversión están dando? Se lo digo yo. Nos sirven para hacer Greenwashing, como todas las que estamos viendo recientemente del tipo: Vehículo eléctrico altamente sostenible y amigable con el medio ambiente, siendo cargado por electricidad proveniente de un mix energético en el que los combustibles fósiles son los más predominantes.

Establecer los KPIs, compartirlos, va a hacer que nuestras empresas cada vez sean más productivas, que mejoremos los costes, que podamos compararlos con ejercicios anteriores, y que podamos decir a nuestro cliente, con transparencia, que al menos en energía, sí que estamos cumpliendo con un plan de sostenibilidad para descarbonizar.

GRANDES Y PEQUEÑAS EMPRESAS

empresas grandes y pequeñas en sostenibilidad

Seguro que están pensando muchos de ustedes que todo esto no va con sus empresas. Que tienen un pequeño restaurante, unas oficinas, una nave logística… Se equivocan. Esto no es solo para grandes proyectos. Mejorar la sostenibilidad y productividad energética de sus empresas es algo que no tiene que ver con el tamaño. Les pongo un ejemplo.

¿Saben que en 2021 tendremos un nuevo cambio en la tarifa eléctrica? Les doy 3 opciones:

  1. ESCENARIO SORPRESA. No hacemos nada y esperamos a ver cuanto sube el recibo de la luz, y que nuevas penalizaciones me aplica la comercializadora.
  2. ESCENARIO BAJA PRIORIDAD. Cuando estemos cerca del 1 abril buscamos a alguien para que se busque la vida y nos diga qué tarifa contratar, o simplemente esperamos que alguna comercializadora nos envíe una oferta. Problema. Si no tenemos un histórico de datos que nos diga cual es el perfil de consumo energético, esto va a ser un tiro al aire, si acierto bien, y sino, pues a verlas venir.
  3. ESCENARIO PREVISOR. Simulamos la factura meses antes, ya que tenemos monitorizado el contador fiscal. Al tener el perfil de consumo podemos a golpe de clic simular con todas las tarifas existentes, y con todas las comercializadoras de mercado. Es una medida de muy bajo coste y muy alto impacto. No hacen falta equipos de medición si solo vamos a obtener los datos una vez al día de nuestro contador vía telemática, y recoger esos datos nos da información muy valiosa para realizar simulaciones con alto grado de fiabilidad pudiendo representar gráficas de: CO2, Kwh, Kw o €.

LA IMPORTANCIA DE ALINEAR A TODOS LOS EMPLEADOS

empleados sostenibilidad y productividad
Photo credit: Tyne & Wear Archives & Museums on Visualhunt.com / No known copyright restrictions

Digitalizar la información sin toma de decisiones es inútil. No es importante en este caso la cantidad de datos. Sino cuánto tiempo tardaremos en reaccionar.

Una de mis anécdotas favoritas, y que he contado en muchas ocasiones, es la de una famosa cadena de establecimientos de comida rápida, cuyos consumos estaban monitorizados con Seinon. En una de las instalaciones tenían un problema porque una de las cámaras frigoríficas daba unos picos de potencia muy extraños durante el día, disparando el consumo de esta por encima de las cámaras análogas del resto de establecimientos.

Cuál fue la sorpresa del gestor energético, cuando después de verificar mil variables, se dió cuenta que el consumo estaba disparado porque uno de los empleados, que tenía mucho calor, abría la puerta de la cámara frigorífica para refrescarse de tanto en tanto.

No se puede construir una empresa sostenible y productiva sin ayuda de nuestros empleados. Y la unión entre los responsables de: mantenimiento, financiero y sostenibilidad, es imprescindible para acometer cualquier proyecto de este tipo. Tan básico como que los departamentos de marketing y ventas vayan de la mano en todo momento.

SACAR EL ELEFANTE DE LA HABITACIÓN

Photo credit: David Blackwell. on Visual Hunt / CC BY-ND

Como epílogo me gustaría centrar su atención en un punto de mucho mayor nivel. ¿Por qué todo esto? ¿Por qué mejorar la productividad y sostenibilidad energética de sus empresas? No es únicamente un asunto de euros o de kilovatios hora. Es que nos hundimos en este barco. Me gustó mucho la frase que usó Carles Navarro, director general de BASF España, en este artículo de La Vanguardia. Se la cito textualmente porque resume a la perfección lo que quiero decirles:

«La emergencia climática sigue siendo el elefante en la habitación. Es imposible no verlo, pero nadie sabe cómo sacarlo de ahí, y, por lo tanto, pocos se toman en serio el problema» (Carles Navarro Vigo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *